»

viernes, 15 de enero de 2010

Resumen del libro de romanos.

Bueno, ahora esta aquí el que si era, jeje. y por distraído, se me juntaron los capítulos del 6 al 10; pero esos los posteare mañana. Comentarios, criticas y sugerencias son bienvenidos, Dios les bendiga


Capitulos 1 a 5.

            La epístola que el apóstol Pablo hace a los creyentes romanos no solamente muestra el profundo amor que este les tenia, sino la dedicación y el compromiso espiritual que había tomado hacia ellos, deseando visitarlos cuanto antes para poder darles algún don espiritual. Estas palabras nos muestran a un padre espiritual que, además de preocuparse por “ganar” más almas, se mantenía al tanto de la condición y el crecimiento espiritual de las mismas.
            Y mostrando al apóstol Pablo que ya conocemos, continua dando un mensaje muy fuerte, a mi consideración, puede llegar a rozar lo “violento”, pero cargado de un fervor, pasión y celo de Dios que impactan, no sin antes, iniciar su exhortación con un versículo que se ha vuelto de los mas populares y usados por el pueblo cristiano moderno: “No me avergüenzo del evangelio, por que es poder de Dios”. Mas sin embargo, el siguiente versículo, creo yo, encierra una muestra de que Pablo no pretendía que los romanos se sintieran agredidos, u aludidos a las palabras tan fuertes que vendrían a continuación; “mas el justo, por la “Fe vivirá”. Dando con esta cita, el contexto propicio para tomar esta exhortación con amor, fe, y humildad.
            Los siguientes versículos hacen una remembranza de la decisión del hombre a rebelarse contra Dios, no solamente adorando a ídolos; sino desviándose por caminos de perversidad y concupiscencia, principalmente. Y como la ira de Dios cayó sobre aquellos que, habiéndole conocido, decidieron desobedecerle. Este pasaje es de suma importancia para nosotros como Cristianos, ya que seguido nos topamos con una pregunta: “por que Dios siendo tan bueno, deja que pase tal o cual cosa?”, un ejemplo de ello, es la tragedia que acaba de ocurrir en Haití. Pues bien, la respuesta se encuentra a partir del capitulo 2: Donde Pablo nos muerta claramente que Dios hace juicio contra aquel que se rebela a su palabra y mandamientos.
            Pero, por otra parte, este mismo pasaje, nos responde a otra pregunta que, por lo menos yo me he hecho: “que pasa con aquellas personas que mueren sin escuchar jamás de Dios o de Cristo?”. El versículo 14 nos contesta que, aquellos que no conociendo de Dios, o de sus mandamientos, los cumplen, esto se les toma por bueno.
            Después, Pablo hace una exhortación al pueblo judío que, (como pasa con algunos cristianos hoy en día) se sentían superiores por que a ellos les fue dada la ley, y básicamente lo que les dice es: Antes de que cualquiera se atreva a levantar un dedo para señalar a alguien, debemos de entender que somos privilegiados por pertenecer al pueblo de Dios; pero a la vez, tenemos que estar concientes de que vamos a dar cuenta por como llevamos ese mismo privilegio, de que nos sirve llamarnos cristianos si obramos como cualquier inconverso? Entonces, pues, tenemos que se coherentes en nuestra vida, con lo que Dios demanda de nosotros.
            Un tema que Pablo toma en los siguientes capítulos, es el de la fe, y la importancia de esta para los creyentes. Haciéndoles entender que la fe no invalida la ley, sino al contrario, por la Fe es validada esta, poniendo como ejemplo a Abraham, del cual ya conocemos su historia. Ya en el capitulo 5, Pablo hace ver al los creyentes en roma, cómo solamente por Cristo somos justificados de nuestros pecados, haciendo énfasis en que únicamente  El es nuestro salvador, y únicamente a través de El obtenemos el perdón y la gracia de Dios